Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

La ropa infantil, principal gasto de las familias con bebés

16 junio, 2022
La ropa infantil, principal gasto de las familias con bebés

Tener un hijo o hija es uno de los retos más grandes a los que el ser humano puede tener acceso a lo largo de su vida. Sin duda, hay que tener en cuenta que el grado de responsabilidad que esto conlleva es tremendo. Y es que no hay algo que exija más responsabilidad que esto a lo largo de todos los años en los que estamos sobre este planeta. La vida de una personita depende de nosotros durante algunos años y especialmente durante esos primeros instantes hay que estar muy encima a causa de la extrema vulnerabilidad de las personas que acaban de nacer.

Esa responsabilidad conlleva un gasto, no lo podemos evitar de ninguna de las maneras. Las necesidades de los bebés son muy grandes y hay que empezar a realizar compras incluso antes de que estos vengan al mundo. No cabe la menor duda de que son gastos que van asociados a una situación feliz, la del nacimiento de un hijo o hija, pero hay que organizarse y tener en cuenta la previsión de gasto asociado a este asunto para que no se nos haga demasiado tarde y podamos garantizar la comodidad del recién nacido desde el mismo momento en el que llega a este mundo.

En una noticia que hemos podido leer en la web de El Correo se aseguraba que el gasto medio de una familia durante el primer año de vida de su hijo es de 7.700 euros. Elementos como la ropa de bebé, el carrito o la cuna, además de la comida o los pañales, son los grandes culpables de que eso sea así. Son muchos los productos que se convierten en imprescindibles para garantizar la comodidad de los pequeños en ese año inicial y las familias no suelen escatimar en adquirir todo lo que sea necesario para asegurarla.

La ropa infantil, que es la cuestión que a partir de ahora va a caracterizar este artículo, es una de las partidas que las familias consideran más importantes. Según una noticia publicada en la página web Agenda Empresa, el gasto medio de cada familia al año es de más de 1.700 euros en esto, lo que nos ofrece una idea de la relevancia que tiene esto para los más pequeños. Ni que decir tiene que hablamos de algo que podríamos catalogar como habitual y que seguro que se va a mantener como una de las grandes prioridades para las familias con niños.

La ropa infantil, junto con la comida para bebés, sigue siendo la principal partida de gasto para todas esas familias con hijos e hijas recién nacidos. Los profesionales de Confecciones Alber nos han indicado que, en lo que tiene que ver con esa primera cuestión, las familias han aumentado la compra de prendas de primera calidad para sus hijos e hijas. Es decir, ya no se escatima tanto en lo que tiene que ver con la adquisición de ropa para los recién nacidos. Y eso, como es lógico, tiene una influencia muy grande en el bienestar de los pequeños y pequeñas.

Un sector que crece a pesar de la baja natalidad 

Hay quien podría llegar a pensar que el sector dedicado a la producción o venta de ropa infantil se encuentra en un grave momento como consecuencia de la baja tasa de natalidad que se viene produciendo en España durante los últimos años. La realidad es que, al menos por el momento, la mayor demanda de prendas para bebés que realizan las familias españolas está sirviendo para sortear ese problema y que no se note esa natalidad tan sumamente baja que viene caracterizando a nuestra sociedad en el siglo XXI.

De cara a los próximos años, tiene pinta de que la situación va a seguir por los mismos derroteros. No hay visos que indiquen que la natalidad se vaya a recuperar a corto o medio plazo, así que no cabe la menor duda de que tendrá que mantenerse una demanda importante de ropa infantil entre las familias con hijos e hijas de corta edad para que el sector siga teniendo opciones reales de mantenerse. Estamos seguros de que así va a ser porque ya nadie escatima, como antes hemos comentado, en productos como de los que estamos hablando.

Estamos hablando de una de las necesidades básicas más importantes entre las personas de corta edad. Los peques han de estar preparados para las diferentes situaciones en las que necesiten diferentes prendas. Por un lado, necesitarán combatir el frío del invierno. Por el otro, requerirán de la máxima de las comodidades para soportar el calor de los meses de verano. Y ofrecerles todo ello depende de los padres y madres. ¡Así que ya sabéis!