Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

La necesidad de camioneros aumenta

16 octubre, 2019
La necesidad de camioneros aumenta

A pesar de superar con creces los tres millones de desempleados, hay sectores con una potente oferta de puestos de trabajo que nadie demanda. Es el caso del sector transportista de mercancías por carretera, donde las patronales alertan del déficit de 15.000 camioneros sólo en España, una demanda que ha ido disminuyendo durante los últimos 15 años.

En esta línea, los empresarios del sector comienzan a preocuparse por la imposibilidad de encontrar trabajadores españoles interesados en ponerse al volante de sus camiones, una oferta que ha dejado de ser atractiva no sólo en España, sino en toda Europa, Japón e incluso Estados Unidos. Pero, ¿por qué ya nadie quiere ponerse al volante de estos vehículos?

La exigencia de una profesión como la de conductor de camión, sobre todo de larga distancia, supone una exigencia y sacrificio sometido a duras condiciones, ya que se puede estar fuera de casa durante semanas y meses enteros, y no siempre el salario compensa un trabajo tan duro.

Es por eso que las nuevas generaciones no encuentran atracción el sector del transporte por carretera. Y las empresas han comprobado que aunque los sueldos aumentasen, los trabajadores no cubrirían la demanda del sector por los riesgos a los que está sometido el mismo. Vamos a ver algunos de estos riesgos.

En primer lugar, brilla la precariedad laboral. El convenio colectivo retribuye a los conductores profesionales en función de los kilómetros recorridos y no por el número de horas que pasan en el camión, lo que implica realizar muchas más horas extras y nocturnas de las que verdaderamente se les retribuyen por un salario mensual que supone aproximadamente “un tercio de los componentes de coste”. Pero más allá del sueldo, las patronales denuncian malas condiciones laborales que empeoran la dureza del trabajo por la aciaga situación en la que se encuentran las áreas de descanso y las zonas de carga y descarga en España.

En segundo lugar, existe una evidente y perjudicial guerra de precios. Resultado de la coexistencia de pequeñas firmas e incalculables asociaciones del gremio con multinacionales extranjeras en las carreteras españolas, lo que conlleva, a su vez, la revalorización de todos los contratos a la baja y la pérdida de demanda de un empleo que no cubre las necesidades básicas de sus asalariados. Además, los costes de explotación y la carga de trabajo siguen creciendo mientras los precios de los servicios que prestan y los salarios no han crecido a la par, lo que soterra aún más la rentabilidad de estos empleos y provoca que los jóvenes españoles prefieran optar a otros puestos de trabajo e incluso quedarse en casa antes que aceptar una oferta de camionero.

Y por último, existe una clara amenaza de las nuevas tecnologías. La división de transporte de mercancías Uber Freight ya transporta cargas de forma autónoma por las carreteras de Arizona; un camión sin conductor con una carga de cerveza recorrió 200 kilómetros por Colorado en 2016; y Waymo, la empresa filial de Google, ya ha puesto en marcha camiones autónomos en Atlanta. Los camiones sin conductor son ya una realidad, y su implantación en las carreteras españolas no está muy lejos.

Elige empresas de logística profesionales y seguras

Y a pesar de todo, nos encontramos con un sector que es troncal en la economía mundial, ya que el transporte por carretera sigue acaparando un gran porcentaje en el cómputo global de los transportes logísticos. Pero a pesar de todo hay esperanza para reavivar el sector.

Debemos de tener en cuenta que en España tenemos importantes empresas profesionales que configuran el transporte de carretera. Un referente es el Grupo Caliche, una empresa de transportes que envía todo tipo de mercancías, alimentación e industria, con un máximo control de calidad, sanidad, tecnificación e información constante y anticipada para sus clientes.

Además existen diferentes planes para reducir el dumping, que es la explotación laboral dentro del sector. De hecho se está planeando reforzar las inspecciones en el sector del transporte de mercancías por carretera para luchar contra las malas prácticas por parte de algunas empresas.

Pero la tarea principal pasa por actualizar las áreas de descanso para hacerlas más seguras y confortables para los conductores. Esto favorecería a la seguridad de los camioneros frente a los ladrones, y también al confort a la hora de realizar los descansos obligatorios.