Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

El sector odontológico se hace fuerte

8 mayo, 2019
El sector odontológico se hace fuerte

Uno de los mayores miedos que se han tenido en España tradicionalmente ha sido el de acudir al dentista. Y nadie lo puede negar. Acudir a una clínica de este estilo creíamos que ponía en duda nuestra integridad física y, además, nuestra integridad económica (el bolsillo era la principal causa, solíamos decir, para que no acudiéramos al dentista). ¿Ha cambiado este asunto, o sigue siendo una cuestión de especial riesgo la de acudir a este tipo de centros? No cabe la menor duda de que la cosa no es tan grave como lo fue algunos años atrás.

Por regla general, los precios han bajado en todo el sector dental y ahora se ofrece un servicio de más calidad que antes. Lo primero tiene que ver con la gran influencia que ha tenido la aparición de Internet y el simple hecho de que la gente tenga la posibilidad de elegir entre una mayor cantidad de clínicas. Lo segundo tiene que ver con una mejora de la tecnología, que permite trabajos más concisos y que se haga fácil lo difícil, algo que de una manera o de otra también repercute en el precio del servicio.

Lo que hemos comentado en el párrafo anterior acerca de Internet es lo que obliga a todas las clínicas a que ahora hagan un marketing digital potente para tratar de posicionarse por encima del resto y tener así mayores posibilidades de que los clientes potenciales elijan su servicio por delante del de su competencia. En torno a esto gira un artículo publicado en la página web del RCOE, el Instituto de Odontólogos y Estomatólogos españoles, titulado “el marketing digital en la clínica dental”. Y es que este marketing digital ya es una obligación entre los dentistas

Todo lo que acabamos de decir tiene el añadido de que en España hay una gran cantidad de dentistas y muy poca demanda en comparación con ese número. De esto habla una noticia que vio la luz en el diario 20 Minutos y que habla de lo mal que lo pasan los recién licenciados en odontología para encontrar trabajo o para emprender dentro del sector. No cabe la menor duda de que este es un mercado que está saturado y en el que hay que hacer muchos méritos para triunfar. De ahí que también hayan bajado los precios.

Un país como España tiene una gran cantidad de clínicas dentales en comparación con el número de personas que suele acudir a ellas. Es por ello por lo que se entiende que este mercado está bastante saturado. Encontrar un servicio que realmente nos convenza es bastante más complicado en este tipo de entorno. Los profesionales de una entidad como la Clínica Dental de la Dra. Cachero nos han comentado que es difícil competir con el resto de entidades de su competencia, pero con las nuevas herramientas que pone a nuestra disposición el marketing digital es más fácil destacar un determinado producto o servicio.

Determinar los pros y los contras de una campaña, fundamental para su futuro

Es evidente que hay que tener mucho cuidado a la hora de llevar a cabo una campaña publicitaria, principalmente porque en ocasiones la inversión que se realiza para llevarla a cabo es superior a todos los beneficios que se obtienen de ella. Por eso hay que realizar estudios previos que nos hagan tener una estimación de todos los gastos que tenemos en materia de contratación de determinados soportes publicitarios, marketing digital y redes sociales. En función de los datos que se deriven de eso, es más fácil construir.

Desde luego, hay que tener en cuenta que, en lo que tiene que ver con las clínicas dentales, es bastante importante saber acertar en las campañas puesto que el público que elige una determinada entidad es bastante complicado que cambie de clínica si se le trata de una manera correcta y se consigue eliminar sus problemas en la boca. Encontrar el servicio o el producto destacado es algo de vital importancia para la gente que busca una clínica dental de confianza y, cuando esta relación funciona, casi nadie puede romperla.

Los españoles no destacamos precisamente por el cuidado de nuestra boca y ese es otro de los asuntos que tenemos que estudiar y cambiar en los próximos años. Es cierto que estamos dando pasos para ello. Los niños se tienen que acostumbrar a perder el miedo al dentista y a empezar a ver qué tipo de clínica les da más confianza. Es bastante probable que la que elijan en primera instancia sea con la que decidan actuar cuando les haga falta.