Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Consejos para elegir empresa de construcción

26 mayo, 2022
Consejos para elegir empresa de construcción

Puede que nunca te hayas parado a pensar en la importancia del papel que juega la empresa constructora en tu obra. Pues bien, por lo pronto, hablando económicamente es el factor que más impacto tiene en tu presupuesto.

Desde luego, un mal arquitecto o aparejador te puede salir muy caro. Pero la mala elección de una empresa constructora, junto a una serie de decisiones puede arruinarte, dejándote colgado y tirar por tierra todo tu proyecto de obra.

Así que en este artículo vamos a ver cuáles son los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una empresa constructora para tu proyecto de obra o reforma.

  • Solvencia

La solvencia en una empresa es, sin lugar a duda, unos de los factores más importantes a investigar ya que si la empresa constructora debe dinero o tienes sospechas de que pueda ser insolvente, no cuentes con ella para nada ya que puede que quieran usar tu dinero para solventar sus cuentas por lo que lo más seguro es que te dejen plantado a mitad de camino porque no podrán cumplir contigo.

Es súper importante que investigues esta solvencia a fondo pidiendo todos los informes que sean posibles para asegurarte que están al corriente de pagos y seguros.

Hay muchas empresas que no cumplen este requisito y el cliente, quizá por desconocimiento no solicita esta documentación, por eso es recomendable siempre hacerte con estos documentos para evitar responsabilidades ya que si por lo que sea, se presenta una inspección de trabajo, y declara a la empresa como insolvente, te quedarás a mitad de trabajo.

  • Buena comprensión del diseño arquitectónico

Es imperativo que la empresa que elijas entienda de diseño y trabajo en estrecha colaboración con su arquitectura. No todos los constructores están hechos a los aspectos críticos de los diseños arquitectónicos. Por lo que, si no se elige una empresa que tenga este contacto estrecho y un buen conocimiento del diseño arquitectónico, se puede traducir en problemas como por ejemplo, un mal uso del material de construcción, lo cual aumentará los gastos de manera drástica.

  • Experiencia y trayectoria

Es muy importante que la empresa constructora que quieras contratar tenga un largo recorrido y tenga la capacidad de solucionar los problemas que puedan ocurrir durante la obra.

Seguramente las empresas con más trayectoria no van a ser las más económicas pero te van a dar tranquilidad y seguridad a la hora de cumplir todas las normativas, el pago de los impuestos y continuidad ofreciéndote así más seguridad y solvencia.

Además, un truco para comprobar la experiencia es echar un vistazo a sus proyectos de obra y si puedes, visita personalmente las edificaciones e investiga si hubo algún problema o no.

  • Equipo y personal propio

Las empresas que tengan su propio equipo y personal de trabajo siempre van a ofrecer un mejor precio y calidad en la ejecución de las obras al no depender de terceros.

También, es importante que ofrezca diferentes servicios. “Una empresa de construcción que ofrece diferentes servicios como obra nueva o rehabilitación está más preparada para afrontar algunos problemas que pueden suceder durante el proyecto”, indican desde Geneo, empresa de construcción y rehabilitación de edificios en Madrid.

  • Trato personal

Llevar a cabo una obra es un proyecto de larga duración por lo que el trato personal va a ser prolongado así que una constructora cercana, clara y amable es un plus a tener en cuenta.

No es de extrañar que las constructoras cuyo punto fuerte sea únicamente el precio no cuiden lo más mínimo el trato con el cliente, no sean claros y por lo tanto, surjan problemas que puedan terminar mal.

  • Oficina técnica propia

Las empresas que ofrecen oficina técnica propia hacen que la toma de decisiones y el desarrollo sean aún más rápidos.

El cliente puede conocer, de primera mano las instalaciones de la empresa constructora y reunirse con el equipo de ingenieros y arquitectos, lo que es muy aconsejable a la hora de contratar un proyecto de obra nuevo.

  • Precio

Concluyendo, el precio no debería ser el factor más importante ni el único a la hora de elegir una empresa u otra, ya que si se hiciera una selección únicamente teniendo en cuenta este criterio y no se tienen en cuenta los conocimientos de edificación, puede resultar fatal. Si el precio es bajo, es motivo de sospecha.

Y en última instancia, para elegir la empresa adecuada, esta debe adaptarse  a tus necesidades de construcción sabiendo combinar el diseño, la gestión administrativa, construcción, gestión de residuos y ofreciéndote una gama completa de servicios según tus necesidades de construcción.

Por todo esto, no es recomendable que te pongas en manos de un constructor que solo te ofrezca un presupuesto asequible, exige seriedad, calidad, experiencia, seguridad y confianza.