Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

En un mundo global, la traducción de la web comercial es esencial

22 mayo, 2019
En un mundo global, la traducción de la web comercial es esencial

A estas alturas ya nadie duda de la importancia de contar con una página web para cualquier empresa. La web contribuye de manera significativa a la promoción de una marca, por lo que cuidar su imagen, su calidad, mantenerla actualizada y aprovecharla como un medio publicitario económico y eficaz, puede constituir una de las mejores estrategias de marketing de cualquier empresa. Hasta hace poco, esto era suficiente, pero hoy, en un mundo global y tan competitivo como el actual, no basta con tener una página atractiva, intuitiva o responsiva. Lo que va a marcar la diferencia, es su disponibilidad en varios idiomas. Esto es lo que va a permitir llegar a cualquier persona, en cualquier parte del mundo. Solo con esto, un negocio puede llegar a transformarse, evolucionar y conseguir importantes beneficios, impensables con una página web en un solo idioma.

Si no traduces tu página web, solo conseguirás vender en tu país, mientras si la traduces a varios idiomas, podrás hacerlo en todo el planeta. No tendrás ningún tipo de límite. Por qué conformarse con el mercado nacional si puedes llegara al público internacional. Esto es lo que hacen las plataformas y tiendas online más valoradas por los consumidores y consumidoras. Seguro que más de una vez habrás comprado en una tienda inglesa, alemana o japonesa y la página estaba traducida a tu idioma.

Cuando la web no está traducida, muchas personas tienen reparos a la hora de comprar y prefieren hacerlo otra página que sí lo esté. Este hecho ayuda, sin lugar a dudas, a cerrar el proceso de compra. Así lo aseguran en Eikatrad, agencia de traducción técnica, comercial y traducción jurada en Barcelona, y expertos en la revisión/corrección de todo tipo de documentos, páginas web, catálogos, etc. Corrigen cualquier idioma y adaptan cualquier texto para que el resultado final sea el perfecto para el país de destino al que va dirigida la documentación. Además de la corrección gramatical también se encargarán de la corrección de estilo que hará que los textos tengan el sentido correcto para el usuario final.

Contar con una página web traducida te permitirá abrirte a un mercado más amplio, atraer a un mayor número de clientes, mejorar tu imagen corporativa, aumentar el prestigio de tu marca, y en definitiva, vender más. Si quieres conocer más acerca de los beneficios de traducir tu página web a varios idiomas, continua leyendo este post.

Las ventajas de traducir la página web a varios idiomas

Andrea tenía una pequeña tienda de joyas y artesanía en Lugo, su pueblo natal. La crisis económica, provocó, como en tantos otros casos, el cierre del local. No podía hacer frente al elevado precio del alquiler del local, en pleno centro de la ciudad, ni a todos los gastos derivados del mismo. Pero el cierre de la tienda física no supuso el fin del negocio. Andrea, montó una tienda online. Su éxito crecía a pasos agigantados, y la agencia de marketing con la que trabaja, le aconsejó la traducción de la web. Y así lo hizo. Hoy sus ventas se han multiplicado y ha conseguido traspasar fronteras y atraer clientes de todos los rincones de la tierra.

Porque además del inglés, existen otros idiomas y no deberías limitarte únicamente a este mercado. La página web traducida a varios idiomas te ofrece la posibilidad de expandirte y darte a conocer en otros mercados.

Los contenidos traducidos a varios idiomas, es esencial para abarcar un número más amplio de clientes, lo que contribuye a aumentar las ventas y por tanto, los beneficios.

Además, está el prestigio y credibilidad, elementos esenciales para la fidelización, ya el público percibe este gesto con confianza y agradece el compromiso de la empresa para hacer llegar su mensaje y mostrar sus productos a todas las personas, independientemente de su nacionalidad.

Evidentemente, no podrás traducir tu página a todas las lenguas del planeta, así que elige bien las que más te interesen, es decir, aquellas correspondientes a tus principales objetivos. El inglés no puede faltar, el catalán, el gallego o el vasco, resultan muy prácticas para vender en el país, y si incluyes el chino, marcarás la diferencia con respecto a la competencia. El francés, el alemán o el árabe, son otros de los idiomas más solicitados por las empresas a la hora de traducir una web, pero el idioma adecuado dependerá de cada caso concreto.