Santa Pola

En la provincia de Alicante, colindando con Elche y a pocos kilómetros de la archiconocida Torrevieja, encontramos este pequeño paraíso. Ideal para desconectar y estar en contacto con la naturaleza, Santa Pola ofrece lo mejor de las playas alicantinas y un espacio natural donde disfrutar de la fauna y flora en las Salinas de Santa Pola.

Desde Polataxi nos invitan a conocer todo lo que ofrece esta pequeña ciudad. Si buscas historia, contacto con la naturaleza y por supuesto, disfrutar de una puesta de sol inolvidable, sin duda en Santa Pola encontrarás eso y mucho más.

Entorno natural

Si te gusta observar las aves en su hábitat, en un entorno poco habitual para la mayoría, las Salinas de Santa Pola te ofrecen esa posibilidad. Cigüeñuelas y flamencos conviven en un parque natural de más de dos mil hectáreas. La importante fauna de este parque, comprende desde las ya citadas aves, hasta lagartijas colirrojas o el fartet, pez autóctono de la comarca.

Entre las especies que podemos observar en este enclave natural, la concentración anual de hasta ocho mil flamencos, es sin lugar a dudas el espectáculo por excelencia. Otras aves que acompañan a estos maravillosos animales son las garzas, patos colorados y aguiluchos cenizos, entre otros.

La fauna también merece una mención, las condiciones de este espacio natural son propicias para la formación de un amplio abanico de especies y formaciones vegetales. Las algas marinas, hierbas y arbustos, completan esta zona natural donde además, podemos encontrar explotaciones salinas, charcas de agua dulce, dunas y tierras de cultivo. Sin olvidar sus playas de agua serena.

El cabo de Santa Pola, ubicado en lo que se conoce como la sierra, es otro espectáculo visual y un lugar de gran importancia medioambiental. La formación acantilada que se eleva ciento cuarenta y cuatro metros sobre el nivel del mar, es un ejemplar único de arrecife coralino fósil.

Para los que simplemente buscan tomar el sol y disfrutar de un baño en las cálidas aguas del Mediterráneo, Santa Pola cuenta con once kilómetros de playa. Todas ellas cuentan con todos los servicios necesarios para disfrutar de un día de arena y sol.

Arquitectura

Santa Pola cuenta además con un excelente patrimonio arquitectónico. Para aquellos amantes de las viejas edificaciones que conservan toda su esencia, pueden pasear por el casco de la ciudad y los alrededores para adentrarse en otra época.

El Castillo Fortaleza de Santa Pola, edificado en el siglo XVI para proteger y defender el puerto de piratas y corsarios, ha sido convertido en el centro cultural de la ciudad. Dentro de sus muros puedes visitar los museos del Mar y de la Pesca, la capilla de la Virgen de Loreto y una sala de exposiciones.

A lo largo de la costa, encontrarás varias torres de vigilancia. Cada una en un enclave estratégico para poder alertarse entre sí en caso de ataque. Su recorrido va desde las Salinas, donde se encuentra la Torre de Tamarit. Otro punto estratégico pasa por la sierra, allí se encuentra la Torre de Escalet. En el mismo cabo, en la parte más alta, donde ahora se encuentra el faro, estaba la Torre del Atalayola. Actualmente en ruinas y declarada Bien de interés Cultural, la Torre de Carabassí, completando la línea defensiva de otra época.

Otros puntos de interés arquitectónico que podemos encontrar a lo largo de Santa Pola son el Faro, el puerto pesquero, hoy convertido en club náutico, el Molino de la Calera, los Aljibes de Massapá y cómo no, un Mercado de Abastos.

Para aquellos que busquen algo más de historia, las reminiscencias romanas permanecen en la Villa Romana del Palmeral y el Portus Illicitanus.

Cosas que hacer

Uno de los puntos fuertes de este pequeño rincón de la costa mediterránea, es el turismo deportivo. Santa Pola no destacará por su ambiente cool y fiestero como Torrevieja, a Santa Pola se va a disfrutar de la naturaleza y el contacto con la misma.

La oferta de actividades deportivas es extensa y variada, tanto por tierra, como por mar o aire. Lo más destacado sin duda son las actividades acuáticas como el buceo, pero también es el lugar perfecto para hacer parapente. Tanto desde el fondo del mar como a vista de pájaro, este lugar tiene mucho que ofrecer.

Entre todas las posibilidades, además de ahondar en el mar o surcar los cielos, las rutas de senderismo o los caminos para hacer ciclismo son algo que no puedes perderte. Todo el entorno es propicio para realizar cualquier actividad al aire libre.

En el caso de que se te quede pequeño y tengas tiempo suficiente para disfrutar de Santa Pola y mucho más, siempre puedes encontrar lugares cercanos que visitar. Los alrededores están llenos de lugares por descubrir y si no, siempre puedes desde allí, visitar lugares con mas renombre, como Jijona, Guardamar del Segura o Elche.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Relacionados

mauina etiquetadora

Consejos para elegir máquina etiquetadora

La clase de material que se produce y el que etiquetará es fundamental a la hora de poder determinar la clase de máquina que va a ser precisa para el etiquetado, tal y como nos confirman en labelcut.es. que además

El origen de la ensaimada

Menorca es una isla natural y de punta a punta hay exactamente 53 kilómetros. Ofrece parajes naturales, es segura y está bien conectada. Es el destino ideal para disfrutar de playas con aguas turquesas y arena blanca. Macarella es una