Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Los seis consejos de los dentistas

12 noviembre, 2021
Los seis consejos de los dentistas

Hay aspectos de la vida en las que nos tenemos que poner en manos de profesionales, sobre todo en temas de salud. Por eso hoy queremos hacer una visita al Consejo de Dentistas para que, haciendo honor a su nombre, nos indiquen los seis consejos más importantes y frecuentes que nos pueden dar para tener una salud bucodental correcta.

Ojo con los kits blanqueamientos

Ya sabemos que la ilusión de todos es tener una sonrisa brillante como la de los artistas de las revistas del corazón, pero no todo vale. Hay muchos kits de blanqueamiento en el mercado que quedan totalmente fuera del marco legal, ya que pone en riesgo la salud de la población si se aplica sin la supervisión de un dentista que realice el examen clínico adecuado a fin de garantizar que no existen factores de riesgo o patologías bucales que incidan negativamente en el uso del producto. Así que mucho cuidado con todo lo que compras por Internet.

Morderse las uñas

Seguro que eres uno o una de esas que está todo el día mordiéndose las uñas. Pues que sepas que es muy malo. Sí, lo es. Esta costumbre llega a ser involuntaria y puede provocar importantes desórdenes bucodentales.  Este hábito repetitivo suele iniciarse en torno a los 4-6 años. Algunos estudios cifran su prevalencia en un 30% de los menores. El morderse las uñas, al igual que otras costumbres no saludables (succión del pulgar, por ejemplo) en estas edades, puede llegar a producir movimientos dentarios anómalos y originar una maloclusión. Además, los dientes de leche también sufren la abrasión del esmalte, al igual que los dientes permanentes.

Atención a las redes sociales

Vivimos en la era de las redes sociales, para bien y para mal. En este caso para lo malo, y es que hay algunos retos virales que se convierten en auténticas chorradas. Las redes sociales y los retos de algunos influencers no dejan de sorprendernos y, lo que es más grave, pueden poner en peligro la salud. Una de las últimas tendencias es el uso de ejercitadores de mandíbula, que consiste en introducir en la boca un pequeño aparato para morderlo y conseguir una mandíbula más ancha. Hay que tener en cuenta que la mandíbula se ejercita de manera natural a lo largo del día cada vez que masticamos. Sobreexponerla a un esfuerzo añadido, totalmente artificial, con el único propósito de modificar su aspecto, puede producir graves problemas en la salud.

Cuidado con el deporte

El deporte es salud, pero es cierto que hay que tener cuidado. A veces el deporte está reñido con los dientes, sobre todo por los golpes. El 39% de los traumatismos dentales son a causa del deporte. Parar evitarlos, el Consejo General de Dentistas recomienda el uso de protector bucal durante la realización de deportes de impacto. “Todos los traumatismos dentales deben ser considerados como una urgencia y se debe acudir lo antes posible al dentista, que examinará al paciente y aplicará el tratamiento más adecuado”, explican los profesionales.

Comer sano

Está comprobado que seguir una dieta saludable es fundamental para prevenir enfermedades cardiovasculares o la diabetes y para mantenerse en forma. Pero también es imprescindible para mantener una buena salud oral. Te vamos a dar una serie de alimentos que no pueden faltar en tu alimentación. Por ejemplo, la fruta fresca y los vegetales crudos como la manzana, la sandía, la zanahoria y el apio ayudan a eliminar la placa de los dientes y refrescan el aliento. Las fresas contienen xilitol, una sustancia antibacteriana que ayuda a reducir los microorganismos del biofilm dental. Asimismo, el ácido fólico que contienen los vegetales de hoja verde ayuda a disfrutar de una correcta salud bucodental. Por ello, se aconseja seguir una dieta mediterránea, la cual prioriza el consumo de verduras, frutas, pescado y aceite de oliva, y limita las carnes rojas y de azúcares.

Adiós al tabaco

El tabaco es malo, y para los dientes también. Más 8 millones de personas mueren a causa del tabaco en el mundo al año. De esa cifra, 7 millones se deben al consumo directo de tabaco, mientras que cerca de 1,2 millones de las muertes son debidas a la exposición al humo. Asimismo, las personas expuestas al humo del tabaco tienen un 51% más de riesgo de desarrollar cáncer oral, según un estudio publicado en el British Medical Journal.   Además de la predisposición al cáncer oral, el tabaco provoca otra serie de efectos negativos en nuestra salud bucodental como por ejemplo, manchas, halitosis, retrasa la cicatrización de las heridas en la boca o provoca el fracaso de los implantes.