Los coworking como la nueva forma de hacer networking

Coworking y networking son dos términos ya bien conocidos hoy en día, en boca de todos aquellos que se intentan hacer un hueco en el mundo de los negocios, sobre todo para aquellos que están comenzando a labrarse camino por su cuenta o que están sacando adelante una pequeña empresa.

Esas son dos grandes herramientas para las empresas y profesionales que están comenzando a hacerse de un nombre, y que les ofrecen beneficios y alternativas para propulsarse y crecer en todas las direcciones.

Por su parte, el coworking, mejor definido por Mitre Workspaces, expertos en materia, funciona como un centro de trabajo compartido en el que pequeñas empresas o emprendedores alquilan una escritorio o espacio completo por un cierto monto al mes para desarrollar su actividad económica en él por mucho menos coste que el alquiler de un local y con ciertos beneficios para su aprovechamiento.

El networking es esa red de contactos que los empresarios se van armando y que les permite establecer relaciones de provecho para su empresa, por ejemplo, al conseguir colaboradores, socios y espacios publicitarios entre otros.

¿Cuál es la relación entre ellos? Pues que el éxito de los coworking les está convirtiendo en el escenario principal para hacer estas actividades de networking que tanto les interesan  a las empresas. Sigue leyendo y entérate cómo.

Cómo usar los espacios de coworking para propulsar tu networking

Los espacios de coworking son lugares de trabajo muy propicios para establecer relaciones laborales, ya que combinan a diferentes empresas y talentos en un mismo lugar en donde se pueden conocer unos a otros y crear conexiones de negocios beneficiosas. Al final son lugares en donde se crea algo así como una comunidad de profesionales, todos dirigidos hacia el mismo objetivo de darse a conocer y hacer crecer su proyecto.

Los coworking no solo son excelentes lugares para trabajar, sino también para colaborar, desarrollar negocios y crecer profesionalmente. Igualmente es muy propicio para practicar el ensayo y error necesarios para construir una buena red de contactos,

No se trata de una lista interminable de personas que has conocido en representación de tu empresa, sino de verdaderos talentos que tengan relación con tu campo de acción y que puedan aportarte algo y tu a ellos.

Aquí te contamos como se están estableciendo este tipo de conexiones en los coworking con la ayuda del equipo de Mitre Workspaces.

Conversa, intercambia, conecta

Como en todo tipo de relación, en las del tipo laboral todo comienza con un acercamiento. La clave está en aprovechar que compartes un espacio de trabajo todos los días  con otros profesionales igual que tu y comenzar a hablarles.

Se trata de romper el hielo y comenzar a interactuar con ellos, en conversaciones del día a día, eventos en común, etc. Eso sí, siempre espera a ganar un poco más de confianza para comenzar a hablar de negocios y hacer propuestas laborales, ya que si no podrías pecar de confianzudo e interesado.

Primero, mejor enfócate en ofrecer consejos, poco a poco ve preguntando sobre su negocio y sus talentos, y más adelante, en el momento oportuno, y de una forma cordial y autentica, haz tu propuesta.

Usa las zonas comunes

En todos los coworking suelen haber disponibles zonas para descansar del trabajo, comederos y espacios para eventos en donde es propicio conectar con otras personas del lugar.

Por supuesto que no hay mejor forma de acercarte a alguien compartiendo la hora del café o el almuerzo, o sentándote junto a alguien en alguna charla o seminario, ya que es cuando las charlas informales y casuales están a la orden del día y podemos ir ampliando el número de personas a quienes saludamos todos los días y a quienes nos podemos ir acercando más.

Asiste a eventos de networking

Lo mejor de los coworking es que no solo tienen áreas de trabajo y áreas comunes donde puedes coincidir con otros trabajadores, sino que también la mayoría se esfuerza por ofrecer una cartelera de eventos de provecho para toda su comunidad como almuerzos, charlas, seminarios, talleres, competencias y demás.

Incluso, abren espacios justamente para que te relaciones con tus otros compañeros especialmente en el ámbito laboral y surjan esas tan anheladas alianzas de negocios.

Son los momentos perfectos para compartir tus proyectos e ideas y mostrar a otros que te interesa y que tienes que ofrecer, por supuesto, siempre de una forma amena, sin compromisos, ni obligaciones.

Ármate con una buena presentación sobre ti y tu empresa, ten muy claro a quienes estás apuntando y que puedes ofrecer y hazte con un buen set de tarjetas de presentación para dejarles a todos.

Organiza tu propio evento para hacer networking

Incluso, si no está dentro de tus posibilidades asistir a este tipo de eventos realizados por tu coworking, de seguro te ofrecen la posibilidad de organizar el tuyo propio, ya que la mayoría están abiertos a recibir solicitudes e ideas de su comunidad.

Puedes hacer una pequeña charla o taller, una gran idea siempre es una fiesta de lanzamiento en la que promociones algún producto o servicio que estés lanzando al mercado y que les involucre con muestras gratis, o descuentos, por ejemplo;  o armarte de valor e invita a un grupo por una ronda de cervezas al salir del turno.

Recuerda que no es importante la elegancia y sofisticación de la reunión, sino un momento grato de compartir y de comenzar a crear una relación estable.

Brinda y recibe referencias

El marketing más efectivo siempre son las recomendaciones, por lo que puedes comenzar esas relaciones de negocio ofreciendo tu colaboración dentro de alguna actividad de la empresa en la que puedas involucrarte. De esta forma conocerán lo que ofreces, tu valor como profesional y la calidad de tu trabajo y así estarán más que dispuestos a recomendarte con otros, aportando una experiencia de primera clase.

Igualmente, tu puedes dejar entrar a colaboradores a tu empresa que luego tu puedas recomendar para devolver ese gran favor que es la publicidad de boca a boca.

Comparte tu conocimiento

No se trata de vender tus ideas, ni de construir el éxito para los demás. Se trata de compartir  conocimientos o ideas que puedan ser de beneficio para otros emprendedores y que luego puedan ser de igual ayuda en un futuro para ti. Por ejemplo, puedes ayudar con el simple hecho de compartir las herramientas que utilizas para la contabilidad de tu empresa o brindar asesorías.

De hecho, se considera que este acceso al compartir de conocimientos es uno de los grandes beneficios que ofrecen los coworking y sus espacios llenos de profesionales talentosos.

Incluso, lo que pueden compartir son espacios de retroalimentación en la que recibas feedback y consejos sobre tu proyecto o empresa, y asimismo, tu dar ese aporte a los demás, en una interacción que les sirva para evaluarse y mejorar.

Promueve tu negocio

Una forma de  promocionarte y conseguir gente que te conozca, te recomiende y hasta puede volverse tu cliente, es dejándoles ver tu marca. Por supuesto, la idea no es ponerse de molestos a comenzar a repartir folletos a diestra y siniestra, sino utilizar otra alternativas más discretas para dejarte ver. Por ejemplo, puedes llevar material de oficina con el nombre de tu marca o tu logo y repartirla a modo de regalo entre tus compañeros de espacio.

Completa y actualiza tu perfil

Los coworkings suelen ofrecer plataformas para sus miembros. Si te mantienes presente, muestras un perfil atractivo y siempre actualizado, los demás miembros del coworking podrán acceder hasta ti y conocerte.

Pide y da consejos a otros coworkers

Siguiendo con la idea del compartir de conocimientos, una buena forma de iniciar este tipo de intercambios es la de pedir y dar consejos a tus compañeros de coworking.

Intenta preguntarle a aquellos compañeros con los que lleves ya cierta relación que opinan de alguno de subproductos o servicios, o pedirles algún consejo en su área de especialización que pueda ayudarte.

Igualmente muéstrate abierto a dar tu consejo. Te aseguramos que esto los hará sentir útiles y valorados.

Acercate al community builder

Los coworking suelen tener una figura de organizador que se encarga de los eventos y la convivencia dentro del coworking. Ellos siempre están dispuestos a escuchar a todos los miembros, toman en cuenta sus sugerencias, ideas y peticiones y les ayudan a establecer relaciones que puedan ser de provecho para todos.

Así es la persona indicada para ofrecerte consejo y alternativa para comenzar a crear esa red de talentos que puedan serle útiles a tu empresa.

Recuerda que estamos hablando de que todas las relaciones humanas necesitan comenzarse paso a paso e irse cultivando para que crezcan  y se fortalezcan y se logren esos lazos estables que benefician a ambas partes.

Cuando se trata de relaciones de negocio, se debe también ser persistentes, invertir buen tiempo y esfuerzo en su creación, no solo por lo mucho que pueden aportarte en tu vida profesional, sino pensando que también pueden convertirse en grandes amistades dentro de nuestra vida personal.

 

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Relacionados

mauina etiquetadora

Consejos para elegir máquina etiquetadora

La clase de material que se produce y el que etiquetará es fundamental a la hora de poder determinar la clase de máquina que va a ser precisa para el etiquetado, tal y como nos confirman en labelcut.es. que además

El origen de la ensaimada

Menorca es una isla natural y de punta a punta hay exactamente 53 kilómetros. Ofrece parajes naturales, es segura y está bien conectada. Es el destino ideal para disfrutar de playas con aguas turquesas y arena blanca. Macarella es una