Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Logística de almacenamiento

23 enero, 2020
Logística de almacenamiento

En una empresa que fabrica y comercializa alimentos envasados, por ejemplo conservas vegetales, es de vital importancia el almacenamiento de estos productos que van a ir saliendo para su distribución mediante los medios de transporte necesarios.

La logística del almacén debe aportar valor a la cadena de suministro del cliente, asegurándole una gestión de su mercancía con una exigencia de máxima calidad,  mediante eficaces sistemas de manipulación, control y preparación de los pedidos. Tecnología e instalaciones adecuadas son los ejes sobre los que se asienta la ventaja competitiva de una empresa productora y comercializadora de alimentos envasados. El objetivo siempre será la reducción de costes y la optimización de los procesos de almacenaje en toda la cadena, desde la recepción de los productos hasta que se sirven al cliente.

El almacenaje en una fábrica de alimentos envasados tiene como objetivo ubicar las mercancías de la mejor forma que permita la reducción de costes. Habrá que aprovechar al máximo la capacidad de almacenamiento tanto en altura como en superficie. Será necesario establecer un flujo de mercancías que permita una rotación controlada del stock, y tener acceso a todas las mercancías, con el menor número de traslados posible. Será preciso poder llevar los inventarios y recuentos fácilmente, y conocer el estado de los productos. La ubicación de las mercancías en zonas destinadas a su depósito y conservación depende principalmente de la utilización del espacio disponible y de la forma en que se van colocando los productos.

Saber dónde y  cómo almacenar un producto de la mejor forma para que conserve todas sus características y tenga máximo alcance en la cadena de valor es tan importante como que el producto sea bueno, de ahí la necesidad de una buena logística de almacén.

La ley de al oferta y la demanda rige también para la mercancía almacenada, el stock de almacén. Debe haber una suficiente cantidad de productos en stock que respalde una demanda más fuerte, en una dinámica meramente comercial. El tipo de almacén también varía mucho en función de la mercancía o sector productor, ya que no es lo mismo almacenar alimentos, ropa deportiva o productos de cosmética. Y dentro de cada familia de productos hay subgrupos de acuerdo a ciertas cualidades. Los alimentos, por ejemplo, tienen subgrupos de acuerdo a sus cualidades perecederas: Pueden estar enlatados, secos, frescos, etc.

Distintos almacenes y maquinaria para almacén

Dependiendo del producto y el grado de protección ambiental y de la intemperie que requiera, su almacenaje se adaptará a estas circunstancias: Recinto controlado, cubierto o descubierto.

Las materias primas en la cadena de producción se almacenarán en zona situada muy cerca de la planta de producción o transformación. El almacenamiento de los productos terminados es el de más valor para la compañía, tiene en custodia el producto razón de ser de su actividad económica. La cantidad de los productos allí almacenados es directamente proporcional a la demanda de los mismos, por lo que debe garantizar una disponibilidad constante y una alta rotación de inventario.

La mecanización, la maquinaria específica, técnicas de manipulación, en una palabra el equipamiento, son cruciales en el uso que se pueda hacer de uno u otro tipo de almacén, puesto que el tipo de mercancía es el que marcará qué maquinarias o herramientas serán necesarias.

En el almacenamiento en bloque se deben tener en cuenta factores como la resistencia de la mercancía a apilar, ya que se forman columnas por referencias. Es recomendable para  productos que manejan pocas referencias y muchas cantidades, como cajas de leche, detergentes, bloques de construcción, etc.

En el almacenamiento convencional se cuenta con carretillas elevadoras de mástil retráctil, para el almacenamiento de la mercancía, no superando la altura de 8 m. en su punto más alto.

Si tienes necesidad de organizar tu almacén, o necesitas puntualmente máquinas elevadoras, la empresa Tomi Maquinaria, líder en soluciones logísticas e intralogísticas en Almería y la Región de Murcia, entre las que destacan la venta, alquiler y reparación de carretillas elevadoras, dispone del mayor catálogo de ocasión de carretillas elevadoras, así como de maquinaria de almacenaje. La filosofía de Tomi Maquinaria se basa en comprender los problemas de su cliente y hacerlos propios, para darles la solución más rápida. El liderazgo de Tomi Maquinaria es colaborar para que sus clientes sean líderes en su sector, ofreciendo las mejores soluciones logísticas adaptadas a sus necesidades, por algo es la empresa puntera en el sector de las carretillas elevadoras después de 25 años de actividad en Almería y Murcia.