Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

La energía solar en el hogar: todo lo que debemos saber para aprovecharla y ahorrar

29 julio, 2021
La energía solar en el hogar: todo lo que debemos saber para aprovecharla y ahorrar

Cuando se trata de la economía del hogar, es fundamental buscar todas las maneras de que, a largo plazo, podamos ahorrar en servicios, pues mucho del presupuesto familiar se va en ellos. Es por ello que hay que conocer qué opciones tenemos para disminuir costos sin tener que sacrificar las comodidades que nos ofrecen los servicios.

Si tenemos esto en mente, la luz eléctrica es un servicio que hay que utilizar con consciencia si no queremos que nuestro presupuesto se vea muy afectado, lo que significa que debemos aprender a utilizar la luz solar de una forma que nos sea beneficiosa.

Primera opción

Aprovechar en su totalidad las horas de luz diarias, de manera que con ella se reduzcan los gastos en el servicio eléctrico.

Así, hay tres cosas fundamentales que podemos hacer durante el día y que nos ahorrarán mucho dinero a corto, mediano y largo plazo, estas son:

  1. Iluminación con luz natural: aprovechar la luz natural en los diferentes espacios de la casa es una manera sencilla de disminuir los gastos del servicio de electricidad. Mantener las ventanas y persianas abiertas permite que entre la claridad sin necesidad de utilizar los focos, salvo en aquellos lugares que la luz natural no pueda alcanzar.

Al hacer esto, ahorramos en el servicio eléctrico, pues se disminuye el gasto en bombillas pues su vida útil se hace más larga al ser utilizadas sólo cuando no haya luz natural.

Y es que un hogar que tenga suficiente entrada de luz natural, es uno en el que las personas son más felices. Estudios han demostrado que la luz natural y la claridad dentro del hogar disminuye las posibilidades de depresión y de irritabilidad en las personas que allí habitan. También es beneficioso para las plantas y las mascotas.

2. Secar la ropa al aire libre: Puede que sea más cómodo y rápido utilizar la secadora, sin embargo es mucho más costoso. Secar la ropa al sol tiene varios beneficios que significan un ahorro significativo a nivel económico tanto en relación con el servicio eléctrico, como en el gasto en piezas de vestir.

Si bien es cierto que la secadora lo hace todo, pues nuestra única labor es colocar la ropa y darle al botón de encendido, esta consume mucha energía eléctrica en cualquiera de los ciclos de secado; para que cumpla con su función no puede sobrecargarse, por lo que hay un límite de piezas que pueden secarse y en muchos casos, suele maltratar bastante la ropa, lo que disminuye su vida útil.

Secar al sol implica que por lo general las piezas de ropa se maltraten menos, pues el calor propio de la secadora, más el constante movimiento en el tambor de la misma, puede ocasionar daños en las prendas; siendo uno de los más populares el famoso “encogido de las piezas”. Secar al sol es mucho más barato y el tiempo de secado puede ser, a veces, mucho más rápido que un ciclo normal de secadora.

3. Mantener el calor en las temporadas frías: El otoño e invierno son épocas en las que la calefacción suele ser bastante utilizada pues las bajas temperaturas obligan a que sea necesario mantenerlas encendidas, sin embargo, un error que suele cometerse es mantener cerrado todo, ventanas, persianas, y puertas.

Idealmente se deben mantener las persianas abiertas para que la luz natural vaya calentando el suelo y los muebles, de esta manera el calor que absorben ayudan a que se mantenga el calor en la casa durante las horas más frías.

Si por el contrario, se mantienen cerradas las persianas y el son no entra a la casa, a la hora de encender la calefacción, se necesitará de mucho más tiempo para que el ambiente llegue a la temperatura que queremos. Lo que significa mucho más gasto en servicio eléctrico; en este caso lo ideal es aprovechar el calor producto de la luz natural para que sea más rápido el proceso de calentar las habitaciones.

Segunda opción

Convertir la luz solar en una fuente de energía que permita alimentar nuestro hogar con paneles solares. Esta opción en un primer momento, implica una inversión importante para la instalación y todo el trabajo técnico que conlleva, sin embargo, a largo plazo el ahorro en servicios eléctricos es considerable.

Si tomamos en cuenta que la energía solar es renovable y que no contamina el ambiente, sin duda es una opción maravillosa que debería tomarse en cuenta tanto a nivel macro mediante las regulaciones de ley y las adaptaciones a gran escala de esta tecnología de paneles solares, como a nivel micro, es decir, que de forma individual se pueda trabajar con estas tecnologías en el hogar de una manera más sencilla.

También es importante recalcar que las normativas legales existen y que permiten e impulsan el uso de energías renovables, pero se necesita de una serie de pasos y permisos un poco más complicados que el contratar un servicio eléctrico a cualquier compañía. Lo que significa que debemos disponer de tiempo para realizar todos los pasos y de dinero para costear la instalación en un primer momento.

Según los expertos de Bonanza Motor, contar con paneles solares en el hogar puede disminuir el gasto en luz eléctrica en más de 700 euros anuales; lo que evidentemente es un ahorro significativo y que alivia el presupuesto familiar. Si se tiene en cuenta esto, los paneles solares son una solución a largo plazo que no solamente ayudará a disminuir los niveles de contaminación ambiental, sino que a nivel económico también ayuda muchísimo.

¿Qué debemos tener en cuenta si queremos instalar paneles solares en casa?

Si queremos contar con esta tecnología y convertir nuestro hogar en uno más sustentable ambientalmente, pero a su vez, uno que signifique menos gastos económicos, lo principal es contar con especialistas que sepan lo que hacen para que la inversión inicial se pague a sí misma con la durabilidad del trabajo realizado.

Por lo que la primera recomendación es que se contacte con especialistas que realicen el trabajo de instalación siendo plenamente capaces de hacerlo bien. Contrario a la electricidad convencional, no todos los profesionales saben trabajar con paneles solares y con este tipo de tecnología, por ello es fundamental que estos sean especialistas en la materia.

Teniendo esto en mente, hay una serie de aspectos que se deben tomar en cuenta si se plantea la instalación de este tipo de tecnología, algunos de ellos son:

  • Conocer el lugar de instalación

Parece tonto, pero es fundamental conocer cual es la orientación que tiene el lugar en relación al sol. Es decir, es necesario que se sepa cuales son las horas del día que recibe mayor luz solar y en qué posición lo hace. Esto se debe a que al momento de instalar los paneles solares y su estructura de soporte, lo más importante es que estos puedan recibir y absorber la mayor cantidad de rayos.

En este punto particular existe una forma muy efectiva de aprovechar esos rayos solares, la cual es a través de la adquisición de seguidores solares o trackers, estos tienen la función de perseguir los rayos durante el día y ajustarse automáticamente durante la noche. Si se decide por esta opción, es importante saber que se trata de una adición que, evidentemente, es más costosa.

  • Elegir los paneles solares correctos según el tamaño de la vivienda

Ya ubicada la posición en la que se colocarán los paneles solares para que reciban la mayor cantidad de luz solar, es importante elegir el panel correcto para que este pueda cubrir las necesidades de la vivienda. Pensemos en los cargadores de los equipos móviles, no todos son iguales y no todos cargan a la misma velocidad ni con la misma potencia. Lo mismo ocurre con los paneles, ya que por ejemplo, se necesitan tres paneles solares para proveer de energía a  una propiedad de 60 m2.

Para entender un poco mejor este sistema, es importante saber que cada panel contiene varias celdas solares que están conectadas entre sí. Estas celdas reaccionan ante la exposición al sol, produciendo una tensión eléctrica suficiente como para encender una lámpara o un electrodoméstico.

Es por este tipo de conocimiento técnico que se necesita de un profesional que sepa calcular el metraje de la vivienda, así como sus necesidades energéticas de manera que elija la cantidad adecuada de paneles y el tipo correcto. Pues cometer errores a la hora de este cálculo, puede significar que el sistema elegido no sea el que mejor se adapte a las necesidades del hogar, lo que a fin de cuentas se traducirá en tener que invertir más dinero en cambiar lo que se deba cambiar.

  • Un controlador de carga es fundamental

Los controladores de carga sirven para regular la cantidad de carga en el sistema de paneles solares. Este controlador ayudará a prevenir un daño en las baterías; así mismo, evitará que existan descargas eléctricas o sobrecargas de energía dentro de la vivienda. Esto no solamente es más seguro para los habitantes, sino que también asegura mayor vida útil para el sistema en general.

Es indiscutible que el mundo debe moverse y empezar a enfocar sus esfuerzos en utilizar energías más amigables con el medio ambiente. Utilizar paneles solares en el hogar no solamente convierte la casa en una más sustentable, sino que a largo plazo nos garantizará beneficios económicos al disminuir los gastos del presupuesto familiar que iban destinados a servicios eléctricos.