Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

La cama articulada, conócela

1 julio, 2020
La cama articulada, conócela

En muchas ocasiones, los profesionales que trabajan en el campo de la salud nos dan la recomendación de cuidar del descanso, pues dormir bien es de lo más importante para que nuestro cuerpo se recupere.

Para ello es fundamental mantener una adecuada rutina a la hora de dormir, por lo general de siete u ocho horas, donde temas como el acústico o la oscuridad que sean buenas hará que nuestro descanso sea el mejor.

Camas articuladas

En estos años, el descanso y el papel de la tecnología han sufrido una gran evolución, algo que podemos ver en tipos como las camas matrimoniales. El que haya entrado la tecnología en temas como los somieres y las cámaras, lo que ha hecho es dar un giro de tuerca a una nueva manera de encarar el descanso.

El que uno pueda ir cambiando la posición de la postura en cuestión con el mando, la hace de gran atractivo cuando se quieren comprar esta clase de camas, pues ahora son más prácticas.

¿Qué importa para elegir una buena cama articulada?

Bastidores

Existen de madera o metálicos. Las calidades son parecidas, aunque debes saber que los de madera son más atractivos e ideales para quienes quieren productos de origen natural.

Láminas

Cuantas más láminas, el soporte será más grande. Por lo general la haya o el chopo son los más usados.

Tacos

Se encargan de sostener las láminas del somier, pudiendo ser de tipo fijo o basculante, conforme sea mayor el basculante, la flexibilidad aumenta y se va a poder adaptar mejor el somier el colchón.

Cómo accionar

Las camas articuladas disponen de varias clases de accionamiento. Se pueden plegar hacia arriba y que se eleve o disminuya la altura de la cama si se compara respecto al suelo, siendo perfecto para las personas con problemáticas de movilidad.

Por lo general se vincula esta clase de camas a las que vemos en las habitaciones de los hospitales, pero cada vez hay más personas que por su salud o por el confort que proporcionan, tienen su modelo en casa para disfrutar de él. No olvidemos que estas camas tienen un somier de láminas y un colchón con más flexibilidad que es capaz de adaptarse a toda clase de movimientos.

Como tienen motor eléctrico que les da esa movilidad, el paciente va a poder ir modulando la inclinación de la cabeza o las piernas, por lo que el colchón es posible que sea más elevado o establezca una postura de más confort para la espalda.

El uso no está basado solo en el bienestar del propio individuo, por además puede tener su función un impacto de lo más positivo en el cuerpo humano.

Una vez dicho esto, vamos con los beneficios principales que tiene el estar durmiendo en una cama articulada:

Beneficios de las camas articuladas

Lo hemos visto antes y sí, la espalda es de las zonas que tienen más recompensa por este sistema, ya que llega a prevenir algunos problemas que suelen padecer las personas mayores, caso del dolor lumbar, las molestias propias existentes en la artritis, la tensión en la zona del cuello u hombros, así como que se pueden hinchas las piernas.

Vamos con más ventajas a este respecto:

Como podemos dormir algo más incorporados, si eres una persona asmática o que tengas reflujos de carácter gástrico con frecuencia, vas a ver cómo puedes dormir más y mejor, además de que los síntomas van a ser de mucha menor intensidad a este respecto.

Las camas articuladas son de gran ayuda también a la hora de ir mejorando la circulación de la sangre y reducir así la presión de las arterias en las piernas o en el resto de articulaciones de nuestro cuerpo, todo ello es gracias a una distribución del peso corporal mucho mejor.

El que puede mantenerse la curvatura de la columna de manera natural, permite que prácticamente desaparezca las molestias por la noche, por lo que el sueño mejorará considerablemente más.

Fuera de los problemas de salud, hay que pensar que las camas articuladas, como aseguran los profesionales en camas articuladas de Cuidaria, lo que hacen es dar a los pacientes un grado de independencia mayor, al igual que de autonomía y seguridad, lo que ayudará a crecer la autoestima y su estado de ánimo, algo fundamental para que se produzca su recuperación.

Si un paciente recibe ayuda por parte de la persona que la esté cuidando o su enfermera, lo que hace el sistema es ayudarle en la labor, especialmente cuando hay que colocarlo o modificar la ropa en la cama, así como otras tareas.