Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Claves para hacerse un injerto capilar

27 septiembre, 2019
Claves para hacerse un injerto capilar

Todos estaremos de acuerdo en que a la hora de hacerse un injerto capilar es importante optar por un buen centro y tomar las debidas precauciones antes y después de hacérselo a la hora de tener más garantías de resultados.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de hacerse un injerto capilar?

Una buena parte de los hombres sufren el problema de la pérdida de cabello y, aunque en menor medida, las mujeres también lo sufren. No hablamos solo de un problema estético, puesto que afecta a nuestra salud a nivel emocional. Al final, muchas personas pasan a plantearse el tema de los injertos capilares.

Como es un asunto de gran seriedad, es importante tomar las medidas necesarias. Debe elegirse a un especialista cuidadosamente. Vamos a ver algunas de las claves más importantes:

La elección de la clínica

Lo mismo que puede ocurrir con cualquier clase de operación, los injertos deben hacerlos cirujanos que sean expertos en el tema, por lo que hay que tomar el tiempo que sea preciso a la hora de elegir la clínica. No todos los centros pueden dar resultados duraderos en el tiempo, algo fundamental cuando hay que tomar decisiones.

Si queremos saber si la clínica que miramos es la que puede responder a nuestras necesidades, lo mejor es ir informándose e ir conociendo las opiniones de otros pacientes que hayan optado a ese tratamiento. Estamos ante algo básico, aunque suele ser lo último que hacemos, siendo lo normal dejarlo al final del proceso. Podemos mirar en foros especializados, páginas de clínicas o hablar cara a cara con quien haya estado en la clínica. Siempre es importante conocer las opiniones personales.

Algo importante también que merece la pena saber es que la comunicación que se tenga con la clínica adquiere bastante importante. En el caso de que aparezcan dudas, debemos asegurarnos de que todo ello quede aclarado antes de someternos a la operación. Para contar con una mayor tranquilidad, mejor ir evaluando lo profesionales que son los que te atenderán.

Preparación antes de realizar el injerto

Existen algunos pasos que hay que hacer antes de que se produzca el implante capilar si queremos unos buenos resultados. Hay que evitar tomar algunos fármacos como los antiinflamatorios o la aspirina unos días antes. De igual manera, se tienen que evitar algunos medicamentos tales como la aspirina o los antiinflamatorios unos días antes, además de dejar de fumar, tomar alcohol o café del orden de unas 24 horas antes de que se realice el injerto en cuestión.

La jornada de la intervención debe irse con el pelo lavado y en ayunas. Como se administrarán determinadas sustancias que pueden llegar a afectar a los reflejos, es conveniente que nos acompañen a la vuelta.

Finalizada la intervención

Los injertos no necesitan estancias en el hospital de tal manera que cuando acabe la operación el paciente va a regresar a su hogar. En estos caos deben tomarse una serie de precauciones, como la ingesta de antibióticos y antiinflamatorios una serie de días y reposar. En beyousalud basados en su experiencia en injertos capilares recomiendan que en este sentido se debe tomar únicamente la dosis que prescriban los profesionales y no tomar más de lo debido.

Una vez que hayan pasado los días, podemos empezar a realizar nuestra vida cotidiana. Solo hay que tener cuidado a la hora de lavarnos el pelo en los primeros días, donde hay que evitar frotarse, pero estando seguros de que la limpieza que se realice sea en profundidad. En el caso de que notemos costras, no debe haber razón alguna por la que alarmarnos, por lo que es normal que se presenten en las zonas implantadas.

¿Cuándo vamos a poder ver los resultados?

Un proceso como es el del injerto de cabello se realiza gradualmente. Pese a que el cambio se va a notar inmediatamente en cuanto se salga del centro los cabellos trasplantados van a tardar algo en comenzar a ir creciendo, puesto que necesitan ir arraigándose en el cuero cabelludo, aunque no se van a caer. Generalmente, los resultados se verán en un años después de que se realice la intervención.

En este caso, es fundamental pensar que el pelo que no ha sido fruto de injertos puede continuar cayéndose, de tal manera que tendrá que ir haciéndose un seguimiento del proceso de cara a que los resultados sean los mejores. Muchas veces es posible que se haga más de un trasplante o se someta a un proceso preventivo de cara a evitar que la alopecia pase a ser un problema de cara al futuro.