Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Abrir cajas nunca había tenido tanto éxito

18 octubre, 2018
Abrir cajas nunca había tenido tanto éxito

Pasado septiembre ponemos rumbo al otoño, lo que quiere decir entre otras cosas que muchas familias van a empezar a ahorrar para poder comprar los regalos de navidad. Esto es una realidad, ya que las familias con o sin hijos desembolsan grandes cantidades de dinero en la época navideña para hacer regalos, o poner mesas de lujo en los eventos navideños.

La tradición de regalar juguetes en navidad es algo de lo que mucho se ha hablado, principalmente porque muchos niños no valoran el contenido de los mismos, lo que genera en la mentalidad de los más pequeños un ánimo consumista que nada ayuda a la economía personal de los mismos.

Quitando este asunto, debemos reconocer que esta época es especial para todos, padres, hijos, tíos, abuelos, nietos… ya que siempre nos quedamos mirando las caras de la persona que abre el regalo. Aunque muchas veces se les hace bromas en las que primero se engaña con un regalo y luego se les da el regalo de verdad.

Bien sabemos que lo que buscamos en la otra persona cuando hacemos un regalo, y aquí no depende de que sea navidad o no, es que esté contenta y que se emocione con el regalo. Esto se puede conseguir apelando a los sentimientos que le provoca un bien concreto, o regalando una experiencia que desee realizar. Esto último se consigue a través de las cada vez más frecuentes “cajas con experiencias” que ofrecen por una cantidad de dinero una gran libertad para elegir entre diferentes experiencias.

Y hablando de la experiencia, las empresas cada vez ponen más detalles en el empaquetado de los productos, ya que el empaquetado se ha convertido en una potente herramienta de marketing capaz de decidir la elección de un consumidor ante dos productos con características similares.

Si alguna vez has tenido un producto de Apple en tus manos, y has tenido la oportunidad de desempaquetarlo, te habrás dado cuenta del cuidado por el detalle. Lo mismo pasa con otras marcas como Huawei o Bang & Olufsen, que prestan mucha atención al momento en el que el cliente va a abrir el producto y a utilizarlo por primera vez.

Hay gente que incluso se interesa por cómo está empaquetado el producto, cómo está posicionado, qué es lo primero que se encuentra y qué accesorios tiene el producto. Esto ha generado una vorágine de canales con videos de “unboxing” en plataformas como Youtube, que se han hecho muy famosos por cumplir con las expectativas de muchos consumidores.

YouTube como detonante

Aquellos que hayan levantado una ceja con la palabra unboxing que no se sientan desconcertados, ya que es un término inglés equiparable al desempaquetado. Pero que en un momento en el que los anglicismos están a la orden del día, se ha popularizado hasta la saciedad desplazando al término original.

El origen de los videos de desempaquetado está allá por el 2006, cuando un usuario compartió un video en el que abría la caja del vetusto Nokia E61, mostrando el móvil con sus accesorios. Esto mismo fue copiado por muchos usuarios, que incluso llegaron a hacer canales en los que únicamente se subían videos desempaquetando productos.

La técnica del desempaquetado, tal y como hemos mencionado, se ha convertido en una potente técnica de marketing que es capaz de generar masas por su poder de influencia en el consumidor. Cuando se abre la caja de un producto los consumidores pueden generar un sentimiento de satisfacción que hace que se sientan predispuestos a comprar dicho producto.

Pero además no sólo es una campaña potente que se queda en el desempaquetado, sino que normalmente los usuarios de que suben el video (o mejor llamados YouTubers en el caso de dicha plataforma) siguen utilizándolos para hacer una review o valoración del producto en cuestión.

Por lo tanto, además de desempaquetar el producto, mostrar su disposición en la caja y los diferentes accesorios que tiene, se valora el producto. Esto crea en el consumidor una capacidad de decisión más allá de las simples especificaciones que vienen en la caja del producto. Y esto, en el más que competitivo mundo de hoy es una técnica de venta realmente importante.

Como vemos, el desempaquetado juega un papel importantísimo, y por eso los fabricantes no dudan en elegir cajas de calidad para introducir o transportar su producto. Aquí es dónde entran en juego las empresas fabricantes de cajas capaces de desarrollar cajas a medida. Cartonajes Mimó es una empresa dedicada al diseño y fabricación de cajas de cartón para embalajes y accesorios de cartón ondulado, que destaca por la alta calidad de sus productos y su capacidad de desarrollarlas a medida por un equipo de diseño y con los máximos estándares de calidad.