Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Un tejado indestructible

23 Julio, 2017
Un tejado indestructible

Existen múltiples motivos por los que el tejado de nuestra vivienda puede resultar afectado. Uno de los más habituales es tan obvio como el simple paso del tiempo. Existen muchos edificios en España construidos varias décadas atrás y que apenas han acometido alguna restauración. Otro de los motivos que pueden afectas a los tejados de nuestras viviendas es, no obstante, las inclemencias meteorológicas. Y es que una lluvia torrencial o un viento huracano puede hacer mucho daño al tejado de nuestra casa.

Sea cual sea el motivo, está claro que reparar un elemento tan importante para una vivienda como es el tejado es imprescindible. No hacerlo puede traer como consecuencia la aparición de goteras y otra serie de males que dificultaría que nos encontráramos cómodos en nuestro propio domicilio.

España, de puertas hacia fuera, tiene fama de ser un país caluroso y seco, cosa que en gran medida es cierta. No obstante, aquí también llueve y el viento es una tónica habitual durante buena parte de los días del año. ¿Consecuencias? Existe la posibilidad de que nuestras casas sufran daños. Y el tejado suele ser la parte de la vivienda que recibe una parte más grande de esos daños.

En mi casa, al menos, ha sido así. Vivo en uno de los municipios situados a las afueras de la ciudad de Madrid. Me trasladé allí al casarme hace cinco años y, desde entonces, he visto todo tipo de fenómenos meteorológicos que han afectado a mi casa. El tejado ha sido, efectivamente, uno de los lugares más afectados y a tal efecto he tenido la necesidad de contactar con los mejores profesionales para llevar a cabo su rehabilitación.

Hacerlo no ha sido fácil. Durante un par de semanas visité a todo tipo de empresas constructoras para presentarles mi caso, pero lo que me encontré no me gustó en absoluto. Además de que muchas de esas entidades de incluían en una larga lista de espera que hacía presagiar que no podría arreglar mi tejado hasta muchos meses después, el precio del servicio sobrepasaba lo que jamás podría haberme imaginado.

No estaba dispuesto a pagar tanto por esperar meses para reparar el tejado. De ahí que decidiera emprender otro tipo de búsqueda, ésta a través de la red. Gracias a esa búsqueda pude conocer Cubiertas Estévez, una entidad conformada por especialistas en cubiertas y tejados en la propia ciudad de Madrid que no solo contaba con un servicio mucho más barato y eficiente, sino que atendía a sus clientes de una manera mucho más rápida que sus competidores.

Un servicio que me permitió recuperar la normalidad de manera rápida y eficaz

Los profesionales de Cubiertas Estévez me tranquilizaron asegurándome que acudirían a mi casa tan pronto como fuera posible para evaluar los daños que presentaba el tejado e iniciar la reforma correspondiente. Tan solo hubo que esperar al día siguiente para ver cumplida su promesa. Profesionalidad, rigor y compromiso con el cliente.

Después de la primera evaluación, los trabajadores se pusieron manos a la obra para que mi tejado quedase rehabilitado cuanto antes. Lo hicieron siguiendo las pautas que para ellos resultan sagradas: garantía (con el fin de que la rehabilitación sea definitiva), ligereza (para no trastocar la estructura ya existente), facilidad de colocación y estética. Y lo cierto es que, después de ver culminado el trabajo, se podía concluir sin ningún asomo de duda que siguiendo esas pautas el objetivo estaba más que conseguido.

Mis necesidades han sido cubiertas con la máxima celeridad y con un gasto que ha sido mínimo por mi parte. La calidad de la reforma ha sido máxima, puesto que el tejado presenta un aspecto formidable e indestructible. Creo que no serán necesarias más reparaciones y que, a partir de ahora y tal como viene sucediendo, podremos vivir tanto mi familia como yo más cómodos y más seguros en nuestra casa.