Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Seguro/a desde las alturas

3 enero, 2018
Seguro/a desde las alturas

Cuando tienes una empresa de construcción, no sólo debes preocuparte por ofrecer unos materiales de primera categoría que se adapten a las necesidades y bolsillos de tus clientes, sino también disponer de los mejores obreros de la construcción. ¡Ellos son en realidad los auténticos héroes de tu empresa! Ellos son los que desafían, en efecto, las alturas o cualquier inclemencia del tiempo, sea en invierno como en verano, y gracias a los que una obra queda bien hecha o no. Por ello, hay que velar siempre por su seguridad y hacer que ellos se sientan, a la vez, a gusto en la empresa pagándoles salarios decentes.

También es fundamental formarles para trabajar en altura, y para ello existen empresas como Workprotec, un grupo empresarial dedicado al acceso y seguridad en altura, muy consolidado en todo el arco mediterráneo español desde hace casi dos décadas, y que ofrece cursos teórico-prácticos específicos en trabajos en altura, suspensión, rescate y espacios confinados. Posee, de hecho, un centro de entrenamiento / escuela en el cual docentes cualificados y experimentados en distintos y variados sectores imparten las clases en unos espacios con instalaciones perfectamente equipadas, con aula (para la parte teórica) y con una zona técnica (para las prácticas). Dispone, asimismo, de un material específico (para uso y manejo de los alumnos). Al finalizar el curso, los alumnos se ven honorados por su asistencia y buen trabajo con un diploma o certificado de formación en trabajos verticales. ¡Con la seguridad no se juega!

Riesgos asociados a las alturas

Existen cantidades de oficios en los que los riesgos asociados a las alturas son reales. Uno de los más conocidos se encuentra en el sector de la construcción de edificios, restauración o rehabilitación de estos mismos. También existen riesgos en la agricultura, como cuando se podan los árboles, o durante los labores de limpieza,  cuando por ejemplo se limpian cristales, torres, etc. El riesgo es, asimismo, posible durante el mantenimiento y conservación urbana, cuando se cambian las bombillas en las farolas o durante la colocación de placas en calles, etc. Para llevar a cabo todas estas actividades, es fundamental haber identificado los riesgos reales y existentes y, a partir de ahí, intentar controlarlos y eliminarlos siempre en la medida de lo posible.

El peligro es real y si bien estos operarios y trabajadores parecen haberse acostumbrado a vivir con ello día tras día, no obstante, sistemas anti-caída con arnés y conexiones de cuerda son obligatorios. La caída es por esa misma razón el mayor miedo de estos trabajadores. Pues, caer al vacío a más de dos metros de altura sin ningún sistema de amortiguación puede resultar casi por seguro fatal. Se debe entonces valorar los siguientes riesgos: andamios, escaleras de mano, escalas, voladizos, desniveles, rampas, tejas, árboles o huecos de ascensor. Los sistemas de prevención deben ser adecuados y no deben faltar.

De forma general, fijar los soportes es lo primordial puesto que la ley dice que se deben garantizar la seguridad de los trabajadores poniendo barandillas resistentes a noventa centímetros, así como rodapiés o zócalos para evitar la caída o resbale de ladrillos, herramientas de trabajo, etc. al vacío. En cuanto a las escaleras, éstas deben disponer de zapatas que las sujeten al suelo y, en caso de haber un empalme, se deberá asegurarse de que se haya llevado a cabo de forma correcta. En cuanto a los andamios, éstos deben estar fijados correctamente. Con lo cual, tanto el montaje como el desmontaje deben ser realizados por profesionales en la materia. Para los trabajos verticales se requerirá medidas excepcionales para la protección de los trabajadores. Para ello, serán necesarios arneses de seguridad y conexiones con amarres (mosquetones) y cuerdas para sujetar a los trabajadores y en caso de pérdida de equilibrio, permitir que se queden suspendidos.

En materia de seguridad para trabajos de alturas, nunca son demasiadas las medidas y precauciones que se tomen. Por ello, son indispensables empresas como Workprotec, que se ha ido convirtiendo con el paso del tiempo en una de las mejores y reconocidas empresas de trabajos en altura a nivel nacional. Ésta cuenta, en efecto, con un equipo humano de profesionales altamente cualificado para garantizar el mejor servicio, además de llevar más de quince años de experiencia en el sector. Tal y como lo he dicho al empezar este post: cuando se tiene una empresa de construcción como yo, ¡no se debe jugar con la seguridad de sus operarios sino intentar preservar su integridad física al máximo!