Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Reuniones de negocio fuera de lo común

18 septiembre, 2017
Reuniones de negocio fuera de lo común

Hay ciertos sectores empresariales en los que no es necesario tener reuniones de maletín y corbata. De hecho, son cada vez más las empresas que prefieren tener reuniones más informales e incluso presentar, con actividades o eventos, sus productos y servicios a otras empresas en pro de buscar una unión comercial sin tener que pasar por dicha reunión encajonada y estereotipada.

Las reuniones que agradecen ahora los grandes directivos tienen lugar en resorts de lujo, balnearios, actividades de ocio e incluso en fiestas, y no necesariamente tienen por qué salir más caras de lo que os habría salido una reunión tradicional en un buen restaurante. Y es que, para conseguir firmar un contrato beneficioso, hay que tener contentos a los posibles firmantes y siempre se consiguen los mejores resultados cuando tenemos el estómago lleno. Pero esto no lo digo yo, lo dicen las estadísticas, pues está comprobado que estamos más felices y más relajados cuando estamos en un estado de confort, con todas las necesidades cubiertas, y es en ese estado cuando más predispuestos estamos a aventurarnos en cosas nuevas.

Si analizamos el precio que puede tener por comensal una buena comida, o cena, con la que agasajar a un posible cliente o asociado, comprobaremos que podremos gastarnos entre 30 y 50 euros por cabeza, entre comida, bebida, café, postre y copas. Si somos cuatro, por ejemplo, hablamos de unos 200 euros. Ahora bien, ¿y si llevamos a cabo la reunión en un resort en el que, además, si el directivo viene de fuera se pueda alojar?

Algunas ideas

En Roda Golf & Beach Resort podemos invitarles a una partida de golf en uno de los mejores campos nacionales desde 27 euros 9 hoyos. Algunos de los mejores contratos se han firmado tras debatir las vicisitudes de los mismos durante una partida de golf, y no necesariamente es de obligatorio cumplimiento dejarse ganar, aunque a veces no está de más.

Además, como ya he anticipado, si nuestro invitado viene de fuera podrá alojarse en el mismo resort, lo que también es una ventaja para él pues desplazarse cuando no se conoce una ciudad no es grato para nadie. Y si nos da hambre, siempre podemos acudir al restaurante, abierto de 07:30 de la mañana a 23:00 de la noche. Toda una idea a tener en cuenta.

Ahora bien, si el acuerdo que pretendéis conseguir es menos serio, o menos formal, es casi mejor optar por algo más light. Últimamente se están poniendo muy de moda las fiestas privadas en las grandes capitales como actividades de negocio. La fiesta en sí es sólo una excusa para conseguir que aquellos clientes o directivos de empresas, relaciones públicas o agentes de marketing con los que quieres tener relación acudan a un evento patrocinado por tu marca o tu producto. Para ello, toda la fiesta debe girar en torno a dicho producto que queremos “vender” y no debe faltar ni catering ni bebida. Este local de fiestas en Madrid es perfecto para este tipo de eventos pero tenéis que tener en cuenta que estas fiestas nos sirven en cualquier sector, así que tampoco os lancéis de cabeza sin red pensando que por ser originales o divertidos vais a llevaros “duros por pesetas”, porque no es así.

Estas fiestas vienen genial para promocionar bebidas alcohólicas, actividades de ocio, servicios nocturnos, agencias de viajes juveniles e incluso organizadores de eventos.

También es buena idea organizar una actividad de ocio como paintball, juegos de escape, rafting e incluso karts, pero os digo lo mismo que en la anterior opción, tened en cuenta el sector en el que os movéis y no pretendáis poner a un ejecutivo de 57 años a pegar tiros con balas de pintura porque os puede salir muy bien la jugada o muy, pero que muy mal.