Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

IVIDONA. La Mejor Clínica de donación de Óvulos

16 julio, 2018
IVIDONA. La Mejor Clínica de donación de Óvulos

Cada vez son más las parejas que tienen problemas a la hora de concebir. De hecho, solo en España se estima que aproximadamente 600.000 personas tienen problemas para tener hijos y aquí es donde entra lo que podemos hacer de nuestra parte para ayudar a estas parejas.

Las madres de la Generación Milennial retrasan la edad en la que tienen su primer hijo. De hecho, ya por el 2016 se alcanzaba la tasa de fertilidad más baja de la Unión Europea junto a la de Italia, de 1,34 hijos por mujer, muy por debajo del promedio de dos hijos por mujer que se consideraba idóneo para mantener la estabilidad y asegurar la tasa de sustitución en una población.

Y esta tendencia es la habitual en la mayoría de países del sur de la UE, con cifras que van de 1,36 hijos en Portugal, a cifras de 1,37 en Chipre o Malta y de 1,38 en Grecia.

Otro dato relevante es el de que se ha alcanzado en nuestro país la mayor cantidad de nacimientos del primer hijo en los que la madre es mayor de 40 años, una edad que superaban en Italia un 7,2% de las primerizas y en España, un 6,6%.

Con ello nos encontramos con madres primerizas que pueden, en algunos casos ,encontrar algunos problemas para quedarse embarazadas y la necesidad de recurrir a técnicas de fertilización también se hace cada vez más necesaria.

Por otro lado, nos encontramos con un panorama social radicalmente diferente al de nuestras madres y más al de la sociedad que vivieron nuestras abuelas, muchas de ellas dedicadas por completo al cuidado de los hijos y el hogar.

En la actualidad nos encontramos con una gran mayoría de mujeres con independencia económica y sus propios trabajos.

En la mayoría de los casos este retraso de la maternidad viene como consecuencia de la dificultad de conciliar trabajo y maternidad, así como de las pocas ayudas económicas para facilitar esta conciliación.

El sociólogo Santiago Pardilla Fernández, añade, en este sentido que la mayoría de los países occidentales están en un proceso de retraso en la edad de tener un bebé por la difícil conciliación laboral y los últimos coletazos de la crisis económica.

Problemas de Fertilidad y Retraso en la Edad de la Maternidad en España

Si bien, los principales casos por los que las mujeres retrasan la edad de su maternidad suelen ser debido a no reunir las condiciones familiares y/o materiales óptimas, también hay muchas mujeres que quieren tener hijos pero no se pueden quedar embarazadas.

Por ello, en su estudio sobre el tema Abert Esteve, Daniel Devolder y Andreu Domingo concluyen que “como sociedad, deberíamos plantearnos la asignación de recursos a nuestras vidas e incorporar la crianza d ellos hijos en las primeras edades como un pilar más del estado del bienestar”.

De esta manera, sin duda, aumentaría la tasa de natalidad en nuestro país, así como haciendo lo que esté en nuestra mano para ayudar a las mujeres que quieren quedarse embarazadas pero no pueden.

En Ividona para ayudar en este sentido, ofrecen un pormenorizado seguimiento de todo el proceso de donación de óvulos y explican que se trata de un procedimiento muy sencillo.

Además, se trata de una de las mejores clínicas donde donar nuestros óvulos, ya que cuentan con una muy amplia experiencia de más de 25 años ofreciendo las mejores técnicas de reproducción asistida.

Una de las cosas que tenemos que recordar es que los problemas de fertilidad son cada vez más comunes y que, en un futuro, puede que seamos nosotras quienes necesitemos ayuda para conseguir ser madres.

Por otro lado, todo el proceso de donación es anónimo y se lleva a cabo un riguroso análisis médico previo.

Desde un análisis genético, donde con una muestra de sangre analizarán más de 600 enfermedades genéticas. Además, este es el más potente del mercado con lo que nos será muy útil cuando la donante quiera ser madre y un médico genetista explicará los resultados a cada donante.

Por otro lado, y como establece la ley, la donante recibirá una compensación económica para cubrir así las molestias causadas por el desplazamiento a la clínica o cualquier otro gasto relacionado con la donación.

En este sentido, según la normativa vigente Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Asistida, se establece, en todo caso, que la donación será voluntaria y altruista.