Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

El consumo online y la necesidad de mantenimiento informático en la empresa

30 enero, 2015

Del 98 % por ciento de las pequeñas y medianas empresas que conforman el tejido empresarial español, tan solo la cuarta parte de ellas consta en su estructura de una página web que otorgue visibilidad a sus productos y servicios. Muchas menos, las que cuentan con un mantenimiento informático adecuado para la correcta presentación de su negocio a través de internet, el portal por el cual la empresa se presenta al mundo entero. Son datos que muestran la insuficiente adaptación de las empresas a la realidad del consumidor digital, puesto que, de acuerdo con el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) para el año 2014, un 68% de los españoles cuenta con acceso a internet en su hogar y alrededor de un tercio ha efectuado al menos una compra online, mientras que, al mismo tiempo, la confianza en este tipo de procedimiento sigue una tendencia al alza, en paralelo a las cifras que indican que las compras online se han duplicado desde el año 2007 gracias a factores como la comodidad del acceso, la libertad para explorar productos, la existencia de ofertas exclusivas particularmente ventajosas, la disponibilidad de un catálogo de productos que no se encuentra limitado por el espacio físico y la democratización de las nuevas tecnologías entre diferentes generaciones, donde confluye el crecimiento de los nativos digitales y la alfabetización digital de las personas de mayor edad. Por el contrario, solo el 15% de las tiendas españolas poseía una sucursal operativa en la red en 2013 y apenas el 9% permite la opción de efectuar pagos online. 

No obstante, los números del INE informan que, en el primer trimestre de 2014, “el 98,3% de las empresas españolas de diez o más empleados dispone de11. mantenimientoinformatico conexión internet en el primer trimestre”  y “siete de cada 10 tienen página web”. Asimismo, la red es el principal y casi exclusivo medio de contacto entre este tipo de empresas y la administración, ya que el 91,1% de las mismas optó por internet como medio de interacción con las mismas durante el año 2013. Por otro lado, el volumen de negocio generado en las empresas de diez o más empleados por las ventas de comercio electrónico alcanzó el 15,1% del total de ventas durante 2013. Es decir, un 6,7% superior al del 2012.

En resumen, estas cifras arrojan la conclusión de que la atención al mantenimiento informático es una herramienta fundamental para la competitividad de las empresas en el siglo XXI. De hecho, advierte nuevamente el INE, “una cuarta parte de las empresas emplearon a especialistas en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y el 11,1% de ellas contrataron a nuevos especialistas en 2013”, mientras que “el 22,9% invirtieron en formación en TIC durante 2013”. Respecto a las empresas de 250 o más empleados, prosigue el estudio, “este porcentaje alcanzó el 59,8%, seis puntos más que en el año anterior”. En cualquier caso, el mantenimiento informático no ha de restringirse a las compañías con un elevado número de ordenadores y servidores, sino que  la reparación física de los distintos componentes, los servidores y los periféricos y la configuración y actualización de los programas de software de dichos equipos es competencia de cualquier tipo de empresa responsable que desee mantener el ritmo de mercado actual. Además, la evolución del sector posibilita que el servicio técnico informático posea una gran flexibilidad con el objetivo de adaptarse al detalle a las necesidades de los clientes, independientemente de su volumen de negocio. Las ventajas de este recurso, apuntan desde Fontventa, expertos en el mantenimiento informático en Madrid, pasan por la consolidación de servidores de una forma sencilla y rentable, la reducción de costes de infraestructuras, el aumento de la eficacia, la flexibilidad y la capacidad de respuesta del sistema informático de la empresa, la disminución de riesgos ante contingencias, la alta disponibilidad del servicio con independencia del sistema operativo, la migración de aplicaciones de una forma ágil y eficiente y la comprobación de las aplicaciones informáticas de la empresa de forma segura y eficiente.

En este sentido, el cliente ha de manejar dos conceptos básicos, como son el de la prevención en el mantenimiento –adelantarse a las posibles contingencias y problemas que puedan surgir por el mero uso del equipo y los servidores, lo que implica un notable ahorro de dinero a medio y largo plazo-, y la capacidad de la empresa de mantenimiento de ofrecer un servicio integral, el cual, por su parte, también redundaría en el ahorro de tiempo y dinero.

Deja un comentario