Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Educación y acceso a medios

1 febrero, 2016

kids-1093758_640

Hoy he venido a hablaros de algo que ha cambiado la vida de mi prima y de sus alumnos y de lo que yo me siento muy orgullosa. Ainoa, mi prima, es profesora de primaria y no es ni la primera vez ni la última que tiene en clase a niños con necesidades especiales: desde un niño con sordera parcial muy aguda, hasta una chica con el síndrome de asperger que tenía grandes dificultades sociales en el aula.

Desde el primer día en el que Ainoa empezó a dar clase supe que iba a ser una profesora especial, de esas que realmente se preocupan porque los niños aprendan, adquieran sus capacidades y se desarrollen intelectual y físicamente. En realidad es, lo que una profesora debe ser, ni más ni menos. El problema es que no es fácil encontrar eso hoy en día porque muchos educadores están hartos y otros no tienen la vocación necesaria. Pero lo que ocurre es muy simple: el Estado no da los medios necesarios para que esos educadores estén en continua formación, y tampoco da los medios que un niño pueda llegar a necesitar cuando éste tiene dificultades o ciertas necesidades, pero lo mejor de todo esto es que tampoco facilita el acceso a dichos medios.

Lo que quiero decir es que no sólo no invierte dinero en todo esto sino que tampoco se molestan en ofrecer un listado de empresas que puedan ayudar a los profesores en su tarea, aunque tengan que pagárselo de sus bolsillos o buscar la ayuda del AMPA, o incluso montar una recolecta como hicieron en la escuela de mi prima hace poco, y a mi todo esto me parece un mal chiste. Estamos jugando con el futuro de toda una generación y no nos damos cuenta  de ello o no queremos verlo.

Hace un año, cansada de ver cómo uno de sus alumnos, con problemas de lectura (dislexia) se quedaba atrás en clase sin poder hacer nada por ayudarlo, pidió ayuda al centro por treintava vez (más o menos) y tras mucho discutir, el director, al que tampoco le falta razón porque no tienen presupuesto, le dijo que buscara algo en Ediciones Aljibe, una editorial que publica material educativo tanto para los niños como para los profesores y así lo hizo y ahí es donde halló el descubrimiento porque esa editorial pone a disposición del público en general muchísimas ediciones de libros de educación que ofrecen la información necesaria para poder ayudar a niños con problemas así como material de apoyo para los mismos niños a precios realmente asequibles.

Así que, si bien es verdad que no tendría por qué pagarlo ella, Ainoa se está haciendo con toda una biblioteca para formarse de manera autodidacta. Tiene libros para aprender a tratar con niños con TEA, material didáctico para niños que, como Toni, tienen dislexia e incluso se compró un libro para aprender la lengua de signos (muy básico) y poder hablar con niños con sordera.

Gracias a ella, Toni, ha recuperado el nivel que tenía y ahora va al mismo ritmo que el resto de su clase. Todas las semanas tiene media hora de tutoría con él donde el niño lee con ella y le da los deberes extra que le manda para ayudarle a corregir su problema y eso no lo hacen todos los profesores. Estoy muy orgullosa de Ainoa y de su labor con los niños al mismo tiempo que me decepciona profundamente el comportamiento del Estado al respecto pero eso es algo que no puedo cambiar así que desde aquí animo a todos los educadores a visitar con frecuencia la web de Ediciones Aljibe y echar un ojo de vez en cuando por si encuentran algo con lo que puedan ayudar a un/a niño/a más.

Deja un comentario