Tu búsqueda culmina aquí

tu busqueda culmina aquí

Cambios que salvan vidas

19 mayo, 2016
Cambios que salvan vidas

Hay veces en las que el retroceso puede salvarnos la vida y aunque parezca contradictorio la realidad es que a veces desechamos productos porque aparecen otros que son, supuestamente mejores, y no nos damos cuenta de que todo depende de las necesidades de cada uno o del uso que vayamos a dar.

Soy codirector de una fábrica de plásticos en Fuenlabrada que, desde hace unos años, estamos implantando una serie de mejoras con respecto a la seguridad y limpieza bastante importantes. No sólo porque haya cambiado la normativa o porque ahora sea más dura que antes, sino porque el hecho de que no haya accidentes en la fábrica trae muy buena reputación, sobre todo ahora que estamos invirtiendo buena parte de los beneficios en el reciclaje de residuos y la reforestación de la zona.

Lo primero que hicimos fue cambiar de servicio de limpieza porque nuestra anterior subcontrata dejaba bastante que desear. Actualmente contamos con los servicios de Limpiezas Velasco, una empresa que cuenta con un equipo de profesionales comprometidos en ofrecer un perfecto servicio en limpieza profesional y eso, se nota. Si seguís el enlace comprobaréis, en su página web, que no sólo se dedican a la limpieza, sino que también ofrece servicios de jardinería, conserjería, recogida de basuras, pulido de suelos, etc.

Este cambio nos trajo grandes ventajas. Por un lado, no sólo los comerciales de otras empresas y nuevos asociados nos daban la enhorabuena al ver nuestras oficinas e incluso nuestra nave en la fábrica sino que los empleados agradecieron el cambio. Nos comunicaron que los baños estaban relucientes, que daba gusto usar las duchas, y que parecía hasta que los cristales dejaban pasar más luz. Parece un cambio sencillo o minúsculo pero para quien pasa ocho horas diarias en un lugar es un cambio maravilloso.

Y con la vuelta atrás cambiamos las cosas

El problema, que ya teníamos pero con esta contratación se acrecentó, es que por algún motivo que desconocemos realmente no hay manera de que haya cobertura dentro de la fábrica en según qué zonas y, al no funcionar los móviles internos de empresa, no podemos comunicarnos con encargados, con mantenimiento ni con los empleados de Limpiezas Velasco. Si un día necesitábamos que dedicaran sus esfuerzos más activamente a una zona concreta, teníamos que decírselo antes de entrar porque luego era muy difícil localizarlos, y si a algún obrero se le caía algo tenía que ponerse a limpiar él mismo el estropicio porque perdía más tiempo yendo a buscas a los limpiadores que haciéndolo él. Por eso acabamos llegando al kit de la cuestión y es que donde lo digital no llega, a veces lo analógico sí. El segundo gran cambio vino de mano de estos walkie talkies profesionales que compramos en la tienda online Milwalkies. Con ellos se acabaron los problemas y cualquier aviso podía ser recibido casi inmediatamente gracias a su larga onda de transmisión y recepción.

En una ocasión, en la que podría haber acabado todo en desgracia, esos walkie talkies nos salvaron la vida y de esto hace apenas dos meses. Contamos con dos electricistas ene l equipo de mantenimiento y una máquina se había quedado completamente parada, no sabíamos por qué, así que fueron a comprobar la energía. Uno acudió a la máquina, y otro a los plomos a comprobar que no hubiera saltado ninguno. Una vez allí, cortó la energía de la zona, supuestamente, para que el otro electricista pudiera meter la mano sin miedo en la máquina y comprobar qué era lo que estaba provocando el problema pero algo salió mal y, aunque en un primer momento parecía que todo estaba sin energía, nos dimos cuenta de que eso no era así por lo que, inmediatamente, llamamos al segundo empleado de mantenimiento que estaba en la máquina para que no metiera la mano.

Con los móviles esto podría haber salido a la primera o podría no haber habido manera de conseguir que sonara el teléfono y esto habría traído consigo una desgracia, sin embargo, con los walkies fue todo instantáneo, inmediato.

A veces debemos observar bien y con detenimiento qué necesidades tenemos antes de optar por lo más nuevo o lo más tecnológico porque un aparato puede ser tan bueno o tan malo como la adaptación que tenga a las necesidades que demandamos.